lunes, 31 de octubre de 2011

Reflejo

Mi memoria se refleja

en ese ese hombre

que asoma en el espejo.


Sigilo

Inmersión perturbadora
la del silencio solitario,
que urge un deslizar lento,
exacto, de humana fragilidad.
Sublime y complaciente,
en su bruma, guarda secretos
que esperan de lo deseado.
Son sus labios bordes
que bajando, cual de un vientre,
nos adentran en lo recóndito.
Igual que aquellos caminos,
renovados de libertad,
que arrancan del mutismo
añejas sensateces, hijas del vacío.
Sus fauces son las que devoran
este oscuro jueves de nada,
que labra la ficción de una huida
con el precoz ritmo del sigilo.

 

domingo, 30 de octubre de 2011

Soplo mágico



La naturalidad de la mujer
guarda imágenes del amanecer,
acariciando paciente los recuerdos,
como remanso de verdes hojas
navegando un estanque azul.
Sacrosanta se desvanece
en un viaje de la nada al todo,
regalándose un poco de libertad
con las fragancias de la noche,
trocando todo en un soplo mágico.
Su cometido de armonizar la vida
con trinos que huelen a lilas y jazmines, 
nos acerca tiempos de encanto 
 que ponen una suave y apacible pausa 
en las sendas de una relación intensa.
Fruto de ser hembra, distante y tierna,
que enciende con su sol el alma.

Nimbos

Sus ojos son dos extranjeros
que, delante de la realidad,
ven el vacío de un sueño
por todo el tiempo compartido
que aún hoy duele en la estela
del pertinaz subyacente latir.
Se marchó una estrella.
Ya no la puede mirar
su enamorado mirador.
Ha cambiado su cielo,
ahora le es extraño.
Quisiera asegurar nubes
que en su secreto vuelo
le mostraran algo de ella.
Pero febriles vientos,
como látigos infernales,
destierran de las alturas
los esperados nimbos.

viernes, 28 de octubre de 2011

Esa persona


Si se pudiera atornillar el sol
a orillas de un río, una gran noche,
cultivar una planta enamorada,
convocar espíritus por el silencio,
entender el aroma del azahar,
coquetear con ogros feroces,
respirar a lo lejos incienso,
iluminar el cielo hasta otro año,
podría escribir un soneto innato
sobre tu perfume de mujer,
tolerar cerrazones hasta tu llegada,
estacionar todos mis aledaños
en apartadas horas confesionales,
por si un día me repones tu visita.
Pero por sobre todas las cosas
y de singular personal manera,
lograría, hundido en los colores,
calmar mi sed de esa persona
de cuyo nombre no quiero olvidarme.

jueves, 27 de octubre de 2011

Aves llegando

Para ti y para mí,
nunca será tarde.
Aunque no se quiera,
cielo adentro no tenemos
verdades a medias,
ni tampoco infiernos
de medias verdades.
Saltamos al vacío
en horizontes lejanos,
donde se guarda esa estela
de morena voz genital,
que nos abre las puertas
al paraje erróneo
de un brioso enigma,
interiormente sensorial.
Sin control de horas,
ni arte físico o mental.
Somos aves llegando
donde está la libertad.



Delación


Las pequeñas preguntas
sobre historias insignificantes,
delatan al hombre inconcluso.

Ilustración: "Hombre inconcluso" - Jorge Eduardo Loeza Landa

miércoles, 26 de octubre de 2011

Renacer

Una noche de entrega,
entre realidades y sueños,
es como un  renacer.





Ilustración: "Renacer" - Cristina Mabel Portela


Encuentro

ENCUENTRO apasionado 1

Pensaré en cambiar el buscándote,
por las memorias de una celebración,
tibia, como un pálido sol de invierno.
Después de todo, la vida no solo
 es búsqueda, sino también,
saber esperar algún encuentro
con algo tuyo, sin remordimientos,
ni rótulos necios. Con mínimos saberes.
Para confabularnos en esas inexistencias  
que buscan respuestas en el médano versátil
que me sucumbe en tu esencia de mujer.

Ilustración: "Encuentro apasionado 1" (boceto) - Iván Darío Hernandez

martes, 25 de octubre de 2011

Magia


Mañana tendré recuerdos,
cuando se encienda la magia,
de cómo  seducir una mujer.

Humana fragilidad

Archivo esta nostalgia sin forma
que los guardianes de la verdad,
en alguna fracción de segundo,
dirían que es el puñal de marfil
que surgió luego del exilio de ti.
Es una linda noche para discutirlo,
mejor los dejo en el desierto sus palabras,
en la tempestad de sus observaciones,
que no verán el destello de otro día
y, mordiendo el delirio de lo impredecible,
llevo mi humana fragilidad, en estado puro,
a danzar esos deseos casi imposibles
que guarda en un rincón la pasión dormida,
atando mi destino al tiempo que se va.

domingo, 23 de octubre de 2011

Versos sueltos


Amo los versos sueltos
que en estridente roce
dejan tus labios en mi piel.

Los lunes


Los lunes son esos días pequeños,
juguetones, chiquitos, redonditos,
como hechos de mazapán.
Suelen tener esa lejana cercanía
que da el comienzo de semana,
aunque esta inicie en domingo.
Uno piensa… aún quedan tantos
días para gastar hasta el viernes,
y cuantas cosas quisiera hacer:
caminar descalzo hasta tu capricho,
reparar las alas rotas de mi bicicleta,
sacar de su aislamiento los fantasmas,
espiar por la puerta entreabierta
la realidad volando en una esquina,
pasear en la cornisa el petulante orgullo.
Cuantas cosas para hacer en siete días,
y recién estamos en esta pequeñez
que se nos ocurrió llamar lunes.
Una nada que vive soñando con tu estupor
cuando me encuentra buscándote
entre las hojas del brumario de tu piel,
para llevarte conmigo a otro mes
donde los lunes sean de caramelo,
pegajosos, dulzones y chorreantes
plenos de conclusiones absurdas
sobre el final de tu espalda.

sábado, 22 de octubre de 2011

Loba y luna


Poetízame,
sin títulos, con frescura de distancias,
navegando bosques de laureles,
con correcciones de madreselvas
y solo mil palabras en una canción.
Hazme verso
de descarada mujer a hombre,
con rimas de herencias perdidas,
y frágiles acentos de sutiles corales
como embozo de un náufrago encuentro.
Vierte una estrofa
que me rapte en el seno de tu inspiración,
que sea manifiesto contra la incertidumbre,
y abracadabra de tus secretas andanzas
en el emporio de los excéntricos amantes.
Se metáfora,
sin respuestas, ni despedidas, ni nostalgias,
únicamente femeninos sentimientos
volando de a dos con un  avioncito de papel,
en la maravillosa sagrada hora del desvarío.
Muda en la pluma
que escribe una historia sobre mi historia,
lejos de los sueños donde te presiento
mujer de porcelana, loba y luna
de tus letras y mis contradicciones.

viernes, 21 de octubre de 2011

...

Tu presencia en silencio,
mirando perdida la nada,
es una ausencia que mata.

Tarea previa


Todas las sombras cobran un sentido,
como un exilio en busca de inspiración
en ese crujido que siembra una duda.
O el amor casto de esa ausencia, que mata
instantes de evocaciones  falsas, batallando
con honores y proezas muy anticipadas.
Sutil, el lecho es una playa bizarra
donde reina la sedición que tomará el poder
 en un camino provinciano de ida y vuelta,
entre el cielo y el infierno, consagrando al amor
bajo el leve peso de tu gracia mujer.
La cándida belleza del inesperado roce
basta para satisfacer el sabor del antojo
como una tarea previa de hacer el amor.

jueves, 20 de octubre de 2011

Mil noches

Fuiste vos
 estas cosas son así,
no hay que pensarlas.
Nuestras charlas
llenaban esos ratitos de ocio
con frescas conversaciones.
Me alegra saber
que seguís viviendo.
Si te esfumas de nuevo
 buscaré esa copa de bronce,
sacare el tapón
y te liberaré sin pedir nada a cambio.
Será en esa, una de mil noches!

Apología

Selecta la vida, 
no siempre es felicidad.
Entonces queda
olvidarse de lo cotidiano,
y con los ideales 
hechos piel, vivir la apología
de la nada
al costado de la conciencia.
Ser el vértigo
de la última palabra ardiente,
al hundirnos
en la unión  de la trasgresión amiga.
Encerrados,
abrirnos a los pálpitos sustanciales
de la improvisación,
escribir con el alma y en el alma,
el ensayo
sobre seguir en pie de guerra,
hasta lograr,
que el despertar junto a lo deseado,
sea el amor allí,
venciendo la manifiesta oscuridad.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Vacíos

JOSÉ SALVATORE

Jadeos… el cuerpo mojado,
resistir su olor inexistente,
reteniendo el aire segundos.
Calcinarse hasta ser cenizas
en invisible egolatría.
En esa lujuriosa locura
que vuelve vidas invisibles,
llevándose todo por lograrlo
y así poder llenar
aquellos vacíos nuestros.

Ilustración: "Vacíos de poder" - José Salvatore

lunes, 17 de octubre de 2011

Viajero

Quisiera ser como el viento,
viajero de la libertad,
dejando capullos con mi aliento.


Espiritu

Ilustración: "Espíritu" - Susana Taratuty

Hastío


Para alguien como vos,
yo soy una bahía, un puerto.
Ese, al que llegas desplomada,
sedienta de tiempo y espacio
a lograr la resurrección de lejanías.
La fiebre de la marea te encalla,
como la travesura de un tatuaje,
en el aire esquivo que hay en mí.
Te desvistes del hastío que te habita
profanando las trazas con quimeras,
hasta que crees alcanzar la savia
que te restituye el afecto diluido 
y, enamorada de ti misma, partes,
abandonando el descanso penitente,
dejándome en la consciencia acrisolada
de una nueva cruel espera.

Ilustración: "Morada para el hastío" - Dora Carrillo

domingo, 16 de octubre de 2011

sábado, 15 de octubre de 2011

Amanecen en el mundo


Amanecen en el mundo, indignados,
como un oasis, ese reloj despierta la catalepsia
de los Estados en su cárcel de cristal.
Larga ha sido la espera del llamador
que sacude al promesante de sonrisa efímera
Caminando rinden ofrenda a un nuevo
vivir de nuevo, pregonado por incomodados miles.
Ochenta y tantos países son sala de espera,
que recoge la mirada de calles empedradas
de distancia, lejanía, abandono y tonteras.
Exasperados, crispados y estremecidos,
sus almas gemelas despliegan proclamas
en contra de una hermandad misantrópica que agobia.
Es cierto, ocurre solo de vez en tanto,
cuando el bolsillo siente que el zapato aprieta,
y tal vez, solo sean saberes para dar un primer paso
que comenzó en un mayo por Madrid.
Hoy están allí, en setecientas ciudades setecientas,
con la dimensión polemista que ha adquirido
casi un renombre iluminado: indignados.

Narrador


Aborrezco que la imprecisión
en la congoja de mi voz,
avente los pensamientos
al olvidable espacio de lo común.
Como si fuera algo, para alguien
que quisiera ser un cuasi dios
y, solo vive conversando con otros
sobre escenas engarzadas en un túnel,
dibujadas, en un espacio de minúsculas,
fragmentado de muchos improbables.
Yo no soy un súper hombre,
apenas narrador de historias ajenas,
solo tengo percepciones de vida,
que juzgo, sin culpas ni condenas,
como jugando a darme cuenta
que no siempre, la puerta  está cerrada.
si nos dedicamos, solamente, a pensar.