viernes, 30 de noviembre de 2012

Sosiego

Como un ave de paso
te gano en ansia loca,
vagabundeando lento
en la isla de tu infierno.
Humedeciendo de sabor,
con boca y manos sabias,
los bordes de la hondura,
que, indócil, se revoluciona
en tormentas afectuosas
atrapando con nectarina
cadencia de suave cristal.
Y allí quedo, sin despertar,
perpetuo preso de esa flor
en la que anido en sosiego.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Dogmas ciegos


Cansada de dogmas ciegos
y filosofía barata de tv,
debajo del panal vacío
de la suave indiferencia,
buscas algo significativo,
jugando a querer ser mujer
en encuentros casuales.
Señales también rutinarias,
de la llanura de aflicción
en que transita, abundante,
una vieja y triste soledad,
confidente de esas noches
de irrealidades difusas,
en las que recuerdas, aún,
a quien te brindo un verso
con adolescente encanto,
mientras, sarcástica, tu risa
lo sonrojaba con el desprecio
que tu belleza te permitía,
sin saber que sería solo él
quien de verdad te amara tanto.


domingo, 25 de noviembre de 2012

Verbena

A veces, cuando sueño,
sucede que me canso.
Por suerte vos me crees.
 Una arritmia en el arco iris
ocurrió de nuevo anoche.
Se diluvió el amanecer
sobre mi cuarto cerrado.
El barrio, sin sus perros
navegó en una cubeta,
ríos de bostezo ácido
distrajeron a los dioses,
arrastrando sus manías
de obstaculizar deleites.
Juntos los dos aramos
la mar del deseo vivo,
en esa romanza ritual
que, rebelde, nos reencarna
en armonioso aislamiento
de osados y nuevos amores.
Cesó la procesión lluviosa
y el desenfreno se torno
calma brisa de verbena.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Pasión prohibida


Toda esa distancia amarilla
de muchas vidas ya franqueadas,
en sobradas ocasiones sin quererlo
se nos olvida, para rebrotar, a veces,
resucitando alucinaciones que carcomen,
la afluencia  de estar vivos en lo imaginario
y nos enseña que,  al fin y al cabo,
somos meramente pasión prohibida
a la hora del misterio de comprender
si somos carne o nos anida un ser espiritual,
que en como suspiro, nos trasciende
en una especie de vacío, retornándonos
hacia donde el cansancio tan sólo
es un cálido abrazo de locura.

Ilustración: "Ausencia del Espíritu y la carne" -  Oscar Luis Martinez

Sinsentido

Un instante,
una cuerda,
un traspié,
un después
sinsentido.

viernes, 23 de noviembre de 2012

Deuda

Le debo un verso  
a tu sonrisa azul.
Te robo un beso
en mi tarde gris.
Y sigo amando,
sendero de savia,
en letras nocturnas
de rojo carmín.



Ilustración: "Abrazo3" - Leandro Pintos

Borroso

Todo amanece en el país de la ceniza virgen.
Aventuras y desventuras caen en lágrimas de cristal,
sin dejar huella en los caminos de la vieja rayuela,
vacíos de toda renovación, porque lo virginal no se repone.
Borroso, un sueño sensato mece a una mujer que llora.
Algo danza en el aire, despertando. Pero ya no viene.
Se arrumba, sin quererlo, la armadura del cambio
en un estático esperar inconexos desapegos pasajeros.
Absurda y triste historia frente a un viento de mar
que agita molinos suspendidos en la tormenta del tiempo,
mientras, la sombra de un suspiro, invade un pedazo de vida.
Ya no podrás hoy ensayar un nuevo final. Quizás mañana.
Horizonte lejano para una ultima noche de insomnio.


jueves, 22 de noviembre de 2012

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Intimo

Así te conocí
un día singular.
Los cuerpos juntos.
en el íntimo esplendor
de aquel tango.

Abalorios


Extraña, arropada en  vientos,
la mujer enfrenta la indócil mar.
Todo el misterio en sus ojos.
esperando... solo, esperando.
Inventa su cuerpo la brisa
tallando una virgen marina,
es su mano la que detiene el vuelo
de su cabellera en bandera.
Al amanecer, asiendo estrellas
se enraízan su pies en la tierra,
hasta que en el crepúsculo
con sobrada amplitud las libera.
En convencida persistencia,
hurga ese arduo espacio vacío
que vive entre el cielo y el mar,
aguardando que una tormenta,
devuelva en abalorios de plata,
o en las alas de un pájaro de fuego,
aquello que se le quitó de adentro
y que todavía duele tanto en su ida.

Ilustración: "Mujer frente al mar" - Pablo Balbis

martes, 20 de noviembre de 2012

Labradores

Perdidos en  el laberinto de la vida,
labradores de un destino que se teje,
vamos yendo por calles de sombra,
junto a la luna y los fantasmas
 anidados en el dolor de los destierros.
Ceniciento transitar de soledades
entre una nube azul y el arcoíris.
No nos lleva en vuelo la nostalgia
de una historia sin coronaciones,
ni el insomnio de amores jóvenes,
sino esos instantes que anteceden
al ritual de la permuta cotidiana,
en los que la indecisión esta vedada
ante una modernidad que arranca
con un pedazo de vida raudamente.
Lo que era ayer, hoy ya es vetusto,
y lo nuevo, quizás mañana ya no exista.
Es ilusión lo que hoy guardan las manos,
y compulsiva carestía lo que se ofrece.
Solo hay unos minutos para preguntase
¿estamos viviendo realmente?


Ilustración: "Modernidad" -(arte desecho) - Amparo Navas

lunes, 19 de noviembre de 2012

domingo, 18 de noviembre de 2012

Recuerdo errante

Sin destinatario, vaga un recuerdo
en humanitario pregón de libertad.
Impresiona a su memoria, el contrasentido
de ser una evocación sin poseedor.
Es una presencia de buen semblante,
ni tan joven como para ser reciente,
ni acumula años como para ser madura.
Solo una remembranza aún lozana
que vaga solitaria con espíritu afligido.
En monólogo, diariamente se interroga:
si estoy aquí, en algún instante, alguien,
queriendo o sin quererlo, me vivió.
Tuve que sucederle en algún ahora,
como acontecimiento presente y real,
a ese ser que luego, sin saber porque,
me abandono en negligente desatención.
En que descuidos del tiempo habré caído
del contenedor continente que me ha vivido?
Como puede una presencia de lo existido,
deambular errante, sin ser conservado
por quien lo principiara sin atesorarlo?
Su infinita languidez de abandonada retentiva,
se agiganta, señalándole todo su vacío.
Pero menor, mucho menor, que el de aquel
que, habiendo vivido toda una vida,
carece de recuerdos que escolten la despedida. 




viernes, 16 de noviembre de 2012

En simultaneo


Hola y adiós Lámina

Se brinda un hasta luego a regañadientes,
alteración de un “quisiera quedarme contigo”,
que se ofrece ante el temor amargo de un no.
Siempre hay un espacio para lo improbable,
para besar en simultáneo, un hola y un adiós.

Ilustración: "Hola y Adios" - Alfred Gockel

jueves, 15 de noviembre de 2012

Esquinas profundas

Vigente aún la atracción
de esos días aquellos,
en que el sabor de la nada,
se perdía en tu boca,
no siempre disipé el deleite
de todo aliento de ti.
En esquinas profundas
quedaron vivos rescoldos,
sucesos que importan,
desnudándome secretos
en oníricos ámbitos.
No se porque cuestión,
los apacigüé en espera,
en un mundo de ganas
de volver a tus manos.
Y en esa hiriente desidia,
me adormilo en la noche,
sintiendo de algún modo,
que habito en tus sueños.


Ilustración: "Habitar sus sueños" - Isabel de Laborde

Texturas

 
Siémbrame sentimientos
para respirar la madrugada.
Dejar atrás la noche
en fragorosa sedición,
retornando al tiempo
en que más quiero verte.
Sentir tus voces calladas,
y alborozadas tus manos
en abstracto instinto,
resolver insomnios de fuego,
para cosechar en secreto
las texturas de la vida.
Siendo dos imposibles
tontamente enamorados.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Sombras chinas

A partir de algunas ciertas noches,
y al margen de aquellos ecos
que olvidó un amor distante,
algo de ti viaja en esquivo vuelo,
en un juego de sombras  chinas,
para despertar curiosos sosiegos
en ese espacio mío en que me anido.
Como manantial de expectativas,
y desde un lugar inexistente,
se cobija tierno por unos instantes
 dentro de la nostalgia del sueño,
para expandirse, vestido de deseo,
sobre mi piel, alterándola sigiloso.
Con timidez de memorias guardadas,
quedo tras tu rastro en las sombras,
descubriendo que no te podré olvidar.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Vuelo del Fenix


El secreto que guarda esa calle
que nace a un lado del camino,
es que con cien pasos y un deseo,
me lleva a sentirte antes de dormir.
Arranca en los olivares de tus ojos,
se eleva en las colinas de tu torso,
desciende, abrupta, hacia tu cintura,
para bifurcarse, celestial y paralela,
después del canal de los suspiros.
La transito como ladrón en equilibrio,
sigiloso maestro, oportuno y vital,
para llegar al mundo de los mil cielos,
de un grato lugar hecho de sueños.
Siempre es último vuelo del Fénix,
pero como él, renace cada vez
y vuelve a viajar su destino, que eres tú.

Te extraño




Desde hace algún tiempo noto tu ausencia,
me gustaría poder abrir mi ventana y apreciarte...
pero solo si tu realmente quieres que te encuentre.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Referencia biografica


Insulso, en la calle yo soy
el errante vuelo manifiesto
de anexos a una sombra.
Autorretrato de una mancha,
un raro experimento fallido.
Las crónicas de gran verdad,
con los pies sobre la tierra,
carecen de un momento
para referencias biográficas
de un entero vagabundo
con todo y nada que decir.
Una vida aburrida, sólo eso,
con ciertos deseos de futuro
en el alma candente del asfalto.
Pero eso es relativo. Yo sigo.