martes, 25 de junio de 2013

Balance


De tanto buscar con atónita fragilidad,
la raíz  de aquellos golpes clandestinos,
finalmente,  se malgastó en el balance
de intentar cerrarlo, mientras pasó la vida.


Disociado


El lienzo totalmente en blanco,
omitido de creación el ingenio,
y en medio de ellos, sendos dos,
esa entelequia de carne y huesos,
en que se reconoce un viviente yo.
Hombre de singular existencial vacío,
disociado en  presencias separadas,
la de la tela, que reclama de su obra,
y la de sus manos, yertas de ejecución.
Un sueño, un grito, un dolor, un algo,
que lo arranque de esa invisible nada
en la que, hasta el olvido es lo mejor.
Susurra el miedo ficciones imposibles,
sombras sin títulos pasean la memoria,
y ni el acertijo de una anónima utopía
transita el frágil laberinto que une,
sus quietas manos con  esa imaginativa
que lo condena consiente a solo ser
torpe aprendiz de vivir su ausencia.


Ilustaciòn: "El Yin, Aurora, disociado" - Balam Roman

lunes, 24 de junio de 2013

Serse estando



 

Murmullos esconden los fríos de junio,
en arreglos de lluvias de sonora afonía.
Inerte y obsesivo tiempo de serse estando,
autor de epístolas ajenas a esas profundas
oportunidades, que el invierno vago cobija.
Ateridas hierbas en medio del pedregal
en que todo es imberbe inicio de silencio,
compañero de mil noches oscuras de nada,
estación de hallar desesperados albergues
en abrazos de tibias sensaciones nuevas,
junto a la lumbre, ninfa de sino hechicero,
encantada reencarnación de pesaroso exilio.

martes, 18 de junio de 2013

Antifaz

La otra mejilla expuesta sola,
su plenitud lejos del tiempo,
esa bofetada siempre doliente,
aun más fría que la noche fría.
Sin la magia de risas actuales,
ambivalencia de silencios,
sonidos con intermitencias,
y después una nada concedente,
a la que siempre sigue un antifaz,
a remota distancia del placer.
Ningún pensamiento irá al cielo
por haber sido solo eso. Y olvido.

martes, 11 de junio de 2013

Sin nombre aún


Quiero sedar
la odalisca
de tu cintura,
en el espacio
en que revelo
un presente
instantáneo
sin dejarte ir.
Tal vez pronto
ya no exista
la blanda luz,
y siendo cenizas,
seré aguacero
cayendo lejos
de esa caricia
sin nombre aún.

Ilustración: "Odalisca" - Lorena Plasbst

lunes, 10 de junio de 2013

Al ocaso

Soñaba que podía ser viajero de regreso,
enarbolando, como testimonio al viento,
la verdad de góticas madrugadas de ocio.
Se vio ángel, libre de epitafios y ataduras,
espada sesgando paredes de densa niebla,
filósofo indiferente de lucido adverbio fácil.
Pensaba grabar en las estrellas, anagramas
musicales de la luna con la nota de un La.
Podría haber deseado, a solas, mucho más.
Pero un  rumor sin nombre, le hizo saber de ti,
y saldó sus calmas en el seno de una lágrima
derramada, al ocaso, sobre la rosa de tu cuerpo.

Nicolás Trombetta - Ocaso

Ilustración: "Ocaso" - Nicolás Trombetta


Pereza somnolienta


Hablando quedo en la noche,
encuentro la perfecta excusa
para atinar el acorde de un beso
en el nocturno roce, inesperado,
que entre sábanas se produce
cuando despierta el sentimiento,
sorprendido de seguir viviendo
por sobre tus marcas en mi piel.
En las manos se diluye la pereza
somnolienta de crestas apretadas,
luego, tus ojos la luz reemplazan,
en una mirada que fluye sin mirada.
y solo nosotros dos sabemos donde
conduce, con encanto de realidad,
concluyendo esa agónica abstracción
de instintivos deseos de abrigarme
en los caminos volubles de tus brazos.

domingo, 9 de junio de 2013

Voces dormilonas

Cuantas veces les fue harto tarde
dejar de recrear lo inexplicable?
Ese, “yo quiero ser solo para ti”,
que fenecía, con la muerte del día,
en una excusa para decir adiós,
soportando censuras al regresar?
Debieron ser  voces dormilonas,
sucesos paralelos una vez al día,
actuaciones diferidas con vacío,
y no ser eso que hoy  aparentan,
descarnados amantes enredados,
una pasión olvidada de verdugos.
no son más que lo que encubren,
destino de cuerpos derramados
en humedades de amor y odio.

viernes, 7 de junio de 2013

Inevitable


Historia de amantes.
Con los años se brotan
arrugas en el espejo.

Ilustración: "Anciana viendose al espejo" - Bernardo Strozzi

Merodeador

Cómplice sobre la acera,
la garúa tiñe de agridulce
el sur de la media noche.
Un merodeador del alma,
explora extrañas señales
en el reir de la gente feliz.
Extraño hecho de hurgar
algarabías que son ajenas.
Cuenta vacíos sentires
con los dedos de su mano,
mientras olores de tristeza,
le van dejando un perfume
de hombre inadecuado.




Ilustración: "Garúa" - Gustavo Madueño


jueves, 6 de junio de 2013

Ecos de ausencia

ROMPIENDO LOS ECOS DE ESTA AUSENCIA

Como hielo delgado, en la orilla del aire,
eres fragilidad de desnudo arco iris de estío.
Alpina violeta floreciendo en frescas alturas,
resaltando, liberal, con contrastantes colores,
en las níveas crónicas del deseo impregnado.
La noche, cuando cae en una fiesta saberes,
volando ahuyenta vespertinos anecdotarios.
Y que más decir, cuando tu aroma esparce
sobre ornatos de domingos reencarnados,
la volatilidad de un pequeño verso de amor
en la cálida ascensión que deja en la mejilla,
el beso que calla los ecos de la ausencia.

Ilustración: "Rompiendo los ecos de esta ausencia" - Rosy Chivardi

Mentiras propias

Vagabundeo a puertas abiertas
por un lugar llamado antes,
dónde busco un sitio en mi cama,
y las fiestas de mentiras propias
con ajenos resignemos de amarnos.
Arroparme en terciopelo negro,
en secretos de brazos afables.
Yo nunca cuento crepúsculos,
ellos me pintan ensangrentado,
porque los ojos ya no saben
de visiones que quedaron atrás.
Tú actual amor es puñal de lirios
para este pirata de tu cuerpo,
inevitable fragilidad trazada en rojo,
solo trascendente entre los dos,
sin permiso de los lejanos otros.


miércoles, 5 de junio de 2013

Alfarera

La Alfarera  - Regal-Arte

Esperándote, alfarera,
me aderezo en barro.
Nada soy sin tus manos,
solo agua y grava virgen,
quedando en el intento
de urdir fantasías inversas
sobre palomas de insomnio.
Tal vez, asfixia de sal,
en un añejo fango tibio.
Requiero tus destrezas
de mágicos instantes,
moldeando sonrisas al deseo,
y los frutos candentes
de pezones sin ataduras,
para dejar de ser inconcluso
légamo muriendo en destino
de piel reseca de madera.

Ilustración: "La alfarera" - Nacho Quiroga

martes, 4 de junio de 2013

Surcando fantasías

En círculo de una historia volada
vuelo planeando visitaciones,
en réplica de viaje a la cobardía.
Un día cualquiera lamentare
que mis alas mientan fortalezas.
Abajo, no tendré otra oportunidad.
Por ello sigo las mismas andadas,
ese continuar surcando fantasías,
hasta cuando te encuentre,
alguna tarde, extrañando la vida.




Aprehenderme


Que mi errar sea humano aprendizaje,
cruzando, enriquecido, estepas de ignorancia,
concluir siendo ilustrado  en tus valentías,
suave y colmada biblioteca de sentimientos.
Labrar mi instrucción de tiempos perdidos
permitiéndome  emanar sabio de ti.
Cual si fuera pequeño gran discípulo,
deseó ser ilustrado cada noche en tu calor,
construirme palabra útil en tu libertad,
en la que amar, es secreto propio compartido.
vivo presentimiento de aprehenderme en ti.


lunes, 3 de junio de 2013

Matizadas en verde

No me nombra el zorzal en el camino,
ni el oscilar de aquellos columpios vacíos,
atravesados por el relámpago del viento.
Ya ni me recuerda en su evocación la gaviota,
las sombras que celebran en la calle
me omiten en su adiós, reseco de insomnios.
Bordeando caminos desgaste presencia,
cambiando de ausencias como de nostalgias.
En su melancolía, mujeres matizadas en verde,
me condenan al olvido por ser laberinto,
sombra de su sombra en la rutina del espejo,
relato incompleto de una luna concluida.
Un extraño y pequeño desvelo a puerta cerrada.
Aquí estuve, como extrasensorial certeza,
y me volatilizó la culpa en la catedral de tus ojos.


Ilustación: "El Turbante verde" - Tamara de Lempicka

Levitando


Con los pliegues de mayo en mi bolsillo,
despunté en buscarme a mí mismo.
Honduras de silencios abrieron su intermedio,
y una despedida en el mar, callejón de egoísmo,
fue rutina de madrugador de esta época del año.
Invitado dormido y sencillo antes que amanezca,
caminando entre las sombras del día-noche,
asomé por la ventana a ver el amanecer,
supongo que de un junio, inmerso en la oscuridad.
Fui más allá con mi pregunta de  café y cigarrillo,
desde algún lugar de este planeta de curioso origen
¿Seguís levitando con el despliegue de tus alas
en un mañana que todavía es un despertar?

Ilustración: "Levitando" - Kiko Rodriguez