lunes, 29 de agosto de 2016

Retornando


Sofoquemos dulcemente la penumbra
en el momento en que sea necesario,
guiando con un  guiño los opacos velos
a través de  las rendijas que filtra la luz.
Indago en tu cuerpo, tierno y lozano,
por una porción de ese destino tenue,
de luna pequeña, que esconde tu cielo,
para que pueda indultarlo de la tormenta
en algunas de mis noches en tus ojos,
retornando el fuego que en ti se cobija
y así devolverme a mí mismo el deseo
de encadenarme a los tizones que arden
muy dentro de tu piel y tu carne. En ti,
en las hondas caracolas de tu corazón,
tiñendo de rojo un pedacito de oscuridad.

domingo, 28 de agosto de 2016

Sin saber

Vuela la burbuja destellando multicolor,
gira, cual perfecta esfera en su apariencia.
Se eleva con la calidez que brinda el aire,
pensando que no tiene límites su ascenso.
Sin saber que las mismas brisas que la alzan
acabaran con su muy efímera existencia.

sábado, 27 de agosto de 2016

Vuelve


Vuelve. Yo no me quedo en este presente.
La realidad no está en volver al pasado,
no hay vientos que puedan regresarte,
ni favores ni milagros que lo alcancen.
Allí solo habitan los recuerdos muertos,
fantasmas que el destino fue atesorando
y que el tiempo torna en joyas artificiales,
vanos oropeles de lo que alguna vez fueron.
No está permitido el regreso a los ayeres,
solo vale saber lo que  pasara mañana.
Pero eso aún no se sabe. Hay que vivirlo,
dejar este breve hoy soñando despiertos,
pero sin hacer planes firmes para mañana.
Mañana es un infinito donde anidan asombros,
tal vez algunas  sinceridades o ninguna,
no lo sé. Solo es un albur que se debe correr,
una sorpresa secuestrada en la incógnita
que solo se resuelve viviendo el por venir.

Impreciso

Impreciso, en el claroscuro del atardecer
se perfecciona tu vientre entre las sombras.
La distancia de un amor prohibido instalada
entre nosotros, busca desenterrar su camino.
Desde lejos se anhelan los besos oscuros.
Escondida la noche se va vistiendo de mujer.
Sin espera voy sintiéndote aquí, junto a mí,
contemplándote en esa imagen sin olvido
que invisible permanece eternamente mía.


viernes, 26 de agosto de 2016

Opinión


Miradas impropias, palabras necias,
gestos molestos, agravios vanos,
no merecen de nuestro tiempo.
El juego de las mentes pequeñas
es molestar a los que anhelan
un pensar y sentir diferente,
que supere el doblegarse
a lo ordinario, común y burdo.
La respuesta que debe darse
es dejar que la ofensa resbale
en el muro de la indiferencia.

jueves, 25 de agosto de 2016

Reverso

Absurda y solariega te fuiste,
un viento de nada ocupó tu lugar.
Por herencia quedaron  suspiros
y una pregunta flotando.
Escaso de recuerdos y profuso
en memorias absolutas,
emprendí un largo camino
dejando huellas hasta luego,
hasta cuando curara mi alma
de los augurios de tu adiós.
Por instantes aun danzan
voces y ecos en las esquinas,
quisiera creer que te pertenecen,
pero no son más que el reverso
de la dicha de haberte tenido.


Ilustración: "Pluma reverso" - Guadalupe Charlone

miércoles, 24 de agosto de 2016

Siempre


Cuanto quieras, cuando realmente lo desees,
cuando de verdad sientas necesidad de hacerlo,
cuando la distancia te agobie y el tiempo
sea una carga que te subyugue en el pecho.
Cuando se te haga tarde para llorar a solas,
cuando te inunde ese sentimiento que sientes,
cuando la realidad sea un algo inaceptable
y quieras volver a soñar, borrando una tarde triste,
recuerda que siempre te espero todavía.

Arbol raído

Las hojas no caen en vano, su crepúsculo genera vida.
Nacen otras verdades ocultas que rompen la soledad estéril
de las yermas estirpes invernales.
En esa lenta rutina solemne, entre el clamor y el silencio.
germina la primaveral poesía despertando frutales promesas.
Los desaciertos del hombre lo muestran como árbol raído,
tonta e inútilmente aprendiendo del legado de errores cometidos.
Encuentros y desencuentros surgen en el transcurso de toda una vida
pero no son un salto al vacío.
Algunas soledades acompañan, otras fertilizan la añoranza
de todo lo hecho y lo querido.


martes, 23 de agosto de 2016

Solamente eso


Yo soy mis letras y mi fantasía,
una daga en flor y una devoción.
Tu frontera y tu contrapunto.
Sin duda el camino más adecuado
que aprovecha a todos o a nadie.
Un mundo de plumas y espadas,
tal vez, algún que otro suspiro.
Semilla de sueños cimentados,
descalzo enriquecido por hoy.
Peinando canas en el viento
sin elegir el querer volver atrás.
Permítanme ser quien soy,
perfume de una sola noche
fragancia de una vida entera.
Un segundo antes del cero,
nostalgias de esos otros besos,
tatuaje de un pasado lejano.
Bosque húmedo y mar profundo,
un caminante apenas humano
fantasma de su propio coraje.
Reciclable extranjero deambulando
por calles de paredes verticales.
Al fin y al cabo solamente eso,
un autorretrato en lenta construcción.

Como ninguna

Dulce y serena bella como ninguna,
del ocaso al alba se pasea la luna.
Vestida de blanco emerge en la bruma,
se hechiza en tus ojos y en ellos se acuna.
De verdad le envidio su inmensa fortuna,
ella recorre tu piel y tus besos desayuna.


lunes, 22 de agosto de 2016

Tu voz


Tu voz entrecortada,
llegándome sin llegar.
Escucharte en secreto,
percibirla lejana,
pero saber que estas,
como un nuevo principio
que se presenta oportuno
frágil y fantasmal, tibio,
en un momento inesperado,
entre letras y sueños.
Un juego circular, creativo,
que algún día, quizás,
ambos podamos jugar.

A ciegas

Altanero, desnudo de penas, camino por la vida.
Si alguien quiere mi corazón, lo entrego.
Libre de culpa y cargo que lo trasplanten
allí donde tienen un vacío.
Un árbol de manzanas perdió al mundo, dicen,
el talón de mi pie sacude el polvo que pisa.
La penumbra no borra una ilusión azul,
ella vive en un altar, en una tierra de promesas.
Solo fracasan los que no tienen utopías
perecen sin gallardía.
viviendo a ciegas. Aburrimiento y soledad.


sábado, 20 de agosto de 2016

Por la mañana


Unos pasos más, un instante,
algunos trazos como travesuras,
y ya no sabré quién soy.
Voces que se escuchan y propagan
sin haber nacido,
visiones de un viaje insólito
por los caminos de una vida vacía,
transparencias,
nítidas, tejiendo sueños de algodón,
y en el espejo,
aburrido, el secuestro de un rostro
luce presumido.
Por la mañana vale la pena creer
en esa catarata
de recuerdos paganos que se suicidan
en sinfonía mortal.
Todo es un punto muerto. Silencio.
Una mentira
con memoria selectiva y sin sinónimos,
una mala idea
o una manera rara de contar historias.
Un ir buscando a tientas
la respuesta a  un enigma detrás de la ventana,
o tal vez solo sea
una manera diferente de ir razonando locuras.

viernes, 19 de agosto de 2016

Mortal pecado

Ábreme la puerta,
quiero ir desmembrándome
en una acuarela floral.
Ser arena en el azar del viento,
sombra sin horizonte.
Invisible locura de los días martes,
torrente afortunado
con profundo cause de amor y olvido.
Ábreme la  puerta
al desvelo, a la intemperie y la ansiedad,
prefiero ser brizna
aprendiendo paciente  a levantar vuelo,
que prisionero
del mortal pecado de no poder amarte.




Subterráneos


A veces, dan las once de la noche
y mis sueños invaden tus pensamientos,
como una canción te arrullan.
Jugando con tus más tiernas ilusiones
se convierten, traviesos, en el duende de tu risa,
esa que ocultas para que nadie vea.
Se cobijan en ti
en busca del calor que emanan tus fantasías,
te sorprenden con fuegos de suspiros,
y bulliciosos se escabullen en los recovecos de tu piel.
Mis sueños invaden tus sentidos
se prolongan acompañando tú desvelo,
y allí se quedan,
subterráneos, en tu mundo de deseos.

jueves, 18 de agosto de 2016

Si pudiera

A las orillas de algún río, una mañana,
aún adormecido,
quisiera hurtarle al alba un poema sobre ti.
Con palabras simples,
mejor aún con monosílabos tiernos,
que solo tú y yo los comprendiéramos,
que copien tus formas
en las pequeñas gotas del rocío
y envuelvan en místicos sabores tu dulzura.
Quisiera grabar en la memoria
el eco de tus voces en mis sueños,
que la suave cadencia de las aguas corriendo
tocaran palpitando tu piel,
tan solo un segundo y te despertaran a mi lado,
con el viento aún adormecido
abriendo tus ojos,
tus cabellos rozando en mi pecho.
Si pudiera,
te haría con el agua un espejo para que te vieras bella,
tan bella como yo te veo,
me andaría en sigilo y sosiego hasta tu lado,
llevándote voces
que ninguno más debe oír. Solo son tuyas.
Oscurecernos la piel en caricias
y dejarnos explorar hasta encontrar el futuro
donde la palabra
se pierde en la unión de nuestros los labios.


miércoles, 17 de agosto de 2016

Primera vez


Cuando por primera vez te sumerges,
te despoja de la respiración,
tus arterias hablan o gritan según el momento.
Crees estar sólo y el mundo  te descubre y te tranquiliza
te entregas frugal, prudente.
Te llevan los fantasmas hacia una nada
como un rayo, deambulando sensatos e irónicos,
para holgazanear en cuerpos desnudos,
atemporales, que se demoran oscuramente
en su entrega esencialmente fresca,
esencialmente viva.
Engarzado en algún vientre silencioso,
en muy suaves pétalos,
descubres tu encarnada florescencia
y que un ardiente corazón puede fluir
en lágrimas sobre unos labios.
De esa primera vez aprendes a construir el amor.
Las otras, ya no serán iguales.

martes, 16 de agosto de 2016

De soslayo

Como no enamorarse de esa mirada de soslayo
que me hace sentir extrañamente comprendido,
por esos ojos que, sin verme, de algún lado me miran.
De ellos surgen en letras profundas miradas vitales.
Habitantes  de un lugar sin nombre me conquistan
y con singular ansiedad me llevan a esperarlos
cuando ante mí se presentan en letras innovados.
Ojala ellos supieran la agitación que en mi provocan
y como llenan el vacío disponible en partes de mi vida.

Ilustración: "Mirada de soslayo" - Desconocido

Neófito


La luna de agosto ha escondido su rostro,
un impetuoso torbellino de nubes se reúne en el cielo,
eleva pequeñas ramas y miles de hojas.
Misterioso soplo de viento sacude árboles solemnes.
Personaje terrible, pero amable,  la naturaleza desencadenada
es la cuna eterna de una  vida enajenada.
En silencio, sigo el temblor de los esfuerzos del viento encima de mí,
en mi ánimo se alientan pequeños truhanes,
mis ojos giran con instinto continuo y mi aliento se eleva
huyendo del corral de palabras.
El fenómeno me supera y solo me siento neófito
de misterios transcendentales.

lunes, 15 de agosto de 2016

Amigo olvidado

De vez en cuando me hago tiempo
para ir charlando con mis tristezas.
Después vuelvo a ser como siempre,
un extraño vagando en la habitación
que vive realizando sumas de presentes.
Accidente postmoderno que se llama yo,
que vive jugando rayuelas con el alma.
Mi propio amigo olvidado de un rincón,
astro ignorado de un universo paralelo,
esperando con fastidiosa ironía ese mañana
que mejore su humana subsistencia
en esta ciudad encinta de mil soledades.


domingo, 14 de agosto de 2016

Sobrevivientes


Bienaventurados aquellos que siempre son ellos mismos,
porque su fortaleza los engrandece un poco más cada día.
Bienaventurados los que viven la vida con sana alegría,
porque gracias a ellos el mundo se contagia y sonríe.
Bienaventurados los que se superan de sus desgracias,
porque demuestran que es posible dejar atrás al dolor.
Bienaventurados sean los de dan cobijo al desamparado,
porque nos marcan que la humanidad aun tiene futuro.
Bienaventurados sean los que cada día  nacen de nuevo,
porque al renovarse obtienen nuevas y mejores expectativas.
Bienaventurados los que tienen remiendos en el corazón,
porque son los sobrevivientes reales de una vida normal.

viernes, 12 de agosto de 2016

Trillado y cursi

Yo no te puedo demostrar
que te quiero y como te quiero.
A veces, al verte dormida, pienso
decírtelo en sueños,
pero temo que al despertar
no lo recuerdes.
O tal vez poder explicártelo
con rosas y champán al anochecer,
pero suena trillado y cursi.
Tal vez sea mejor mirarte en silencio
y que en mis ojos lo adivines,
pero temo no alcanzar el cometido.
En ocasiones, se me ocurre
que escribírtelo es mucho más fácil,
pero suena distante y frío.
Ya ves, por más que intento no me decido,
y no puedo guardarme
para siempre este cariño mío.
Tal vez si me dieras un beso
pueda vencer mi incertidumbre
y hacerte saber cuánto yo te quiero.