jueves, 15 de febrero de 2018

Pintura fresca

Peregrino de cuerpos sin compromisos,
supo ser seguro labrador de sabanas.
Adherido a nieblas de húmedos caminos
gota a gota albergó el infinito y sus migajas,
fugaz fantasía doméstica de ser feliz,
intestinal pintura fresca de una naturaleza muerta.
El secreto de su fracaso se teñía de azul cielo
en los mil disparos de cosquillas y de besos.
El fuego de sus venas, arroyo desolado.
Hoy los zapatos, pequeños, crueles, estrujan
la banalidad de su paraíso encubierto
allí donde las hojas lentas se marchitan,
y escarbando en recuerdos, los dolores
se pagan y el sufrimiento tiene un precio
del que no se va a poder escapar.


Ilustración: "Naturaleza muerta con Zapato Viejo" - Joan Miró

1 comentario: