lunes, 28 de abril de 2014

Ventosa tristeza

 

Callaron los cristales
su visitante titubeo
de ventosa tristeza.
Como pintada a mano,
la tarde, resignó su piel
cual suspiro perdido
en la tinta  narcisista
de la princesa nocturna.
Al otro lado del sur,
entre líneas invisibles
de tormentas vacías,
el enigma de tus ojos
tiñe de besos azules
la cadencia menguante
con que voy buscando
el no encontrable olvido.

1 comentario:

  1. Bellas metáforas que formam a riquezas destas letras em cristales.

    Obrigada

    ResponderEliminar