miércoles, 22 de febrero de 2012

Tormenta


Una tormenta embarazada
de torrentes y aguaceros,
se dispuso a parir en mi ventana.
Sombras y luces se entremezclan
con goterones furiosos,
que  se ensanchan, caídos del tiempo.
Dentro de esa fulgente oscuridad,
¿Como es que te percibo a ti?
¿Que persistente materia te forjó?
¿Cuál imaginaria y pertinaz alquimia
alimenta, umbilical, mi pertenencia?
Imperios  de vendavales, empujan
todos mis pasos, hasta el presagio
de abordar un nuevo despertar
navegando una gota de luz enamorada.

1 comentario:

  1. Un bello poema lleno de ricas metáforas,,, felicidades , poeta
    Saludos

    ResponderEliminar