viernes, 10 de febrero de 2012

Un sueño

La luna se ha dormido
en su fantasía de follaje azul.
Un resplandor de aguamar,
 entre dos mundos, se filtra.
Alguien oficia de vagabundo
por los vientos de la ciudad.
Un tenue centelleo anuncia
que existe un vacío de un ti.
Sueltan amarras viejos olvidos
entre graciosos y lastimeros,
como prematuros veranitos
que aparecen un día de esos.
A través de una ventana
se refleja algo de tus detalles,
 posiblemente preguntas,
que dentro de uno se guardan.
Y, tan natural, un sueño se va.

1 comentario:

  1. Un poema que suena a añoranza,, Me encanta tu escritura,
    Un abrazo

    ResponderEliminar