jueves, 4 de agosto de 2011

Aleteo

Entre tu cuerpo y tu rostro
habita la brevedad de la espera,
donde quiero detenerme esos instantes
en que perdura la cuenta regresiva
que da vida a lo ansioso de tu existir.
En ese sur donde eres tú sin serlo,
habita un cambiante eco de dulce aleteo,
azul enigma en el que soy feliz,
capaz de voltear principios con el corazón.
Experiencia de sábanas al descubierto
y silenciosa misiva irreverente frente a ti,
prisionero y desterrado flujo sin decir nada
en busca de la mujer para comenzar otra vez.
Mariposa sonrosada en senderos de añil
ahora me sientes en el secreto de tu deseo
no me cansaré en alzar mi vuelo azul
para robar la flor de tu paciencia. Y vivir allí.


1 comentario:

  1. y sigue reflejándose mi vida en tus palabras :)

    un beso

    ResponderEliminar