domingo, 8 de enero de 2017

Para después partir



Seguimos un rayo de luna
escuchando al silencio,
donde comienza y donde termina.
Un regreso para después partir.
Creemos en infinitos
y que la esperanza habita
en algún lugar.
Aprisionamos lo que olvidamos
en el arabesco de un mañana
de locuras y buenos besos,
que llega muy tarde, después
de cientos de noches,
cuando nadie ve nuestra caras
y solo contamos historias a la almohada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada