sábado, 23 de julio de 2016

Burbuja de olvidos

Envuelto en una burbuja de olvidos,
abrazado por unas alas de mentiras,
congelando el tiempo entre cenizas,
ignorado por la voluntad transeúnte,
en el borde de una carretera azul,
jugando a ser un hombre sin apodos,
una deidad saturada de humo y hambre,
yacente en un lugar lejano y solitario,
de su interior proyectando sombras,
sintiendo el abstracto frío del abandono
en la transparencia de las miradas
que perturbadas se niegan a verlo.
Solo, distante e impedido de volar,
deja morir la esperanza en una sinfonía.
Anuda música y poesía de su pasado
y alarga la torpeza de ser solo algo en la calle.


1 comentario:

  1. una deidad saturada de burbuja y hambre
    , con una sola frase puedo estar dias...

    ResponderEliminar