viernes, 1 de abril de 2016

Con calma

Hoy en día, triunfante ante los acertijos
con que juega algunas veces la vida,
y cuando ya no quedan más chances
de confundir las verdades y mentiras,
queda solo la satisfacción de llegar.
No importa a donde, pero si importa cómo.
Ya casi no quedan motivos pendientes
que no se hayan oportunamente satisfecho,
y por si acaso uno se oculto en los vaivenes
del tiempo, en alguna que otra lejanía,
se olvidará su falta en algún libro de quejas.
Los sabios alientan a tomar las cosas con calma,
un paso hoy, otro mañana y se logrará ir lejos.
De todas formas, el futuro, aun no acaba de llegar.


2 comentarios:

  1. Porque el futuro llega, como bien dices, pasito a pasito.
    Hermoso poema. Abrazos

    ResponderEliminar