jueves, 15 de septiembre de 2016

Necesito encontrarlo

Busco un amor circundante,
ágil, anónimo e imaginativo.
Un amor real y sin preguntar,
desesperado por lo prohibido.
Con bolsillos de anecdotarios
y aleteos clasificados al azar.
Que sea borracho de besos,
caminante de improvisaciones.
Con cornisas a lo imposible
y tenga terrazas de crepúsculos.
Un amor que siempre agrande
todos los cuartos menguantes,
que viva de espaldas al cielo
y que desafine bajo la ducha.
Que camine desnudo para atrás,
que vista de erotismo en verde.
Es probable que no lo encuentre
ni en la alcoba ni en San Telmo,
que publicando avisos no aparezca.
Tal vez habite bajo tu almohada
o atrapado en del espejo del baño.
Por hoy solo es un amor ausente.
Quizás lo conozcas de alguna parte,
o lo veas entre los desencantados.
Si es así, por favor ten a bien avisarle
que necesito hallarlo en esa esquina
donde se cruzan la nostalgia y el deseo,
en la ciudad de la gente sensible,
junto a la casa de los poetas perdidos,
lindante a los cristales del tiempo,
con una maleta y un pétalo de cenizas.
Entre las botellas del eterno retorno,
aguardando que se llegue hasta mí.

1 comentario:

  1. Lo buscaré...lo encontraré...Y te lo llevaré...MN

    ResponderEliminar